fbpx

Retos, compromisos y planes del nuevo fiscal Néstor Humberto Martínez

NESTOR HUMBERTO FISCALNéstor Humberto Martínez se reunió con los magistrados de la Corte Suprema, antes de hablar con los medios. Foto: Rodrigo Sepúlveda / EL TIEMPO

Después de 102 días de interinidad, la Corte Suprema eligió al sucesor de Eduardo Montealegre

Por:  JUSTICIA

12 de julio de 2016

Con 17 votos a favor, de 22 posibles (uno más que el quorum especial requerido), Néstor Humberto Martínez Neira se convirtió este lunes en el octavo Fiscal General en la historia de Colombia.

El nuevo Fiscal, que llega a ese cargo después de ser ministro del Interior, de Justicia y de la Presidencia, anunció que la suya será “la Fiscalía del posconflicto”, pero garantizó que no dejará en segundo plano la obligación de combatir la delincuencia para que “los colombianos puedan caminar tranquilos por la calle”.

Martínez anunció la presentación de tres proyectos legislativos, que, aseguró, garantizarán mayor transparencia en la Fiscalía. El más llamativo es el que evitaría que las elecciones de fiscal, como ha ocurrido en los últimos seis años, se dilaten indefinidamente en desmedro de la administración de justicia.

En materia de paz y posconflicto, anunció que la Fiscalía jugará “un papel determinante” para que la Justicia Especial para la Paz acordada en La Habana logre su propósito. “Este es un momento muy importante en la historia de Colombia (…) Necesitamos avanzar en la consolidación de la seguridad ciudadana. Vamos a aclimatar los tiempos de paz, que es el propósito que hoy tiene la Nación entera, con la realidad de una justicia que permita que las colombianas y los colombianos podamos caminar por nuestras calles y por nuestras aldeas sin ángel de la guarda”.

Martínez recibe una Fiscalía que cada año abre 1,25 millones de procesos penales, la mayor parte de los cuales no llegará nunca a la etapa de sentencia. Esto, con una entidad que tiene más de 25.000 empleados y un presupuesto propio, 2,5 billones de pesos, similar al de toda la Rama Judicial. Romper esa inercia y lograr una justicia más pronta, confiable y respetada por los ciudadanos es su reto en esta materia.

Frente a la delincuencia organizada y las bandas criminales, insistió en un tema que ya había planteado en la audiencia pública ante la Corte, en junio pasado: “Vamos a hacer una tarea para lograr el comiso y el decomiso de los patrimonios ilícitos, que son los que siguen financiando el crimen organizado en Colombia. Tengo el conocimiento y la experticia, y espero que este sea uno de mis grandes legados para la Fiscalía”.

En la misma vía, afirmó que la corrupción, especialmente en las regiones, es un cáncer que está carcomiendo la democracia, y anunció una “lucha frontal y una cruzada” contra los que se roban la plata pública. “Que tiemblen los corruptos”, dijo.

El 21 de julio próximo, la Sala Plena de la Corte se volverá a reunir para ratificar la elección, en un asunto de mero trámite. A partir de esa fecha empieza el proceso para que Martínez Neira tome posesión ante el Presidente de la República.

El nuevo Fiscal fue el socio fundador de la reconocida firma de abogados Martínez Neira, que desde mitad de año del 2015 pasó a ser DLA Piper Martínez Neira.

Frente a reservas porque su especialidad no es el derecho penal, el mismo Martínez dice que su trayectoria pública le ha permitido conocer a fondo la justicia colombiana y la lucha contra las mafias.

FUENTE: EL TIEMPO