Colombia, opción de los países AP en Norte, centro y Suramérica

 

“La caída del PIB de Colombia que se estima en un 2.5% a la semana pasada según la CEPAL, será la mitad de la caída de países como Argentina, Brasil, los grandes de Mercosur, México también se encuentra entre 5 y un 6.5%, y caerá alrededor de un 30% menos que nuestros compañeros de la Alianza del Pacífico: Chile y Perú”, es el dato relevante que ofrecieron los analistas de Araujo Ibarra en la conferencia virtual convocada por ProColombia.

Aquí lo más relevante.

“La caída del PIB de Colombia que se estima en un 2.5% a la semana pasada según la CEPAL, será la mitad de la caída de países como Argentina, Brasil, los grandes de Mercosur, México también se encuentra entre 5 y un 6.5%, y caerá alrededor de un 30% menos que nuestros compañeros de la alianza del pacífico: Chile y Perú.

Será la segunda caída de menor proporción del continente, después de la de Paraguay, la cifra se debe más a la poca conexión que tiene con el comercio mundial más que a una solidez de tipo macroeconómico.

¿Ven en crisis, oportunidad?, preguntaron.

Quisimos poner el ejemplo de 3 economías importantes del continente y que tienen una relación de libre mercado de comercio internacional, como lo es Perú, México y Chile.

En el caso de Perú, por darles un ejemplo, China marca el 30% de su comercio internacional y Estados Unidos un 13%, estamos hablando de un 43% en total, entre los países más afectados por el Covid. Uno el epicentro original y el segundo, el epicentro actual del virus.

En el caso de México, Estados Unidos abarca el 77%, esto es su comercio exterior y si sumamos Canadá, esto es del 81% concentrado en solo esos dos países al norte.

En el caso de Chile, China abarca el 34% y Estados Unidos el 14%, es decir, la mitad de su comercio exterior.

Estamos hablando de que esta es una crisis gigantesca, ambos fenómenos que les mencioné al principio, tanto el Covid 19 como la guerra comercial entre China y Estados Unidos, pero eso plantea muchísimas oportunidades.

Y es que es necesaria la diversificación de riesgos en materia económica, incluso en materia política de algunos países que hoy no encuentran, desde su gobierno, el mejor apoyo en términos de alivios tributarios o de alivios de caja para enfrentar la situación.

Así que para nosotros esto es una oportunidad.

En el caso de México, Colombia es una oportunidad para redescubrir el continente americano y consultar Alianza del Pacífico y Mercosur.

Brasil es un mercado de 180 mil millones de dólares, Chile de 74 mil millones de dólares, Argentina de 65 mil millones de dólares, Colombia de 51 mil millones de dólares y Perú 43 mil 100 millones de dólares.

Entonces, estamos hablando que México, en todos esos países no participa con más del 4 por ciento de las importaciones de ellos, a excepción de Colombia, donde México participa alrededor de 8%, del que ya es socio por excelencia en el sur del continente, de los mexicanos.

Sin embargo, el resto de mercados, no tienen preferencias arancelarias importantes, diferentes a las de Alianza del Pacífico por supuesto, pero no con Mercosur, y tiene unas oportunidades gigantes.

Si México le apuntara al alcanzar la meta de proveer el 9% de estos mercados, que es menos que doblar lo que tiene actualmente, y que por supuesto tiene toda la competitividad porque ya llega al mercado más competitivo del mundo que es Estados Unidos, estamos hablando de negocios adicionales por 42 mil millones de dólares para las empresas mexicanas, y que atenderían de manera magnífica desde Colombia.

En el caso, por ejemplo, de una empresa que se encuentra en un mercado del sur, ya sea Chile o Perú, que sólo tiene acceso al Pacífico, México es un mercado de 470 mil millones de dólares, Canadá es un mercado de 460 mil millones de dólares, Centroamérica es un mercado de 80 mil millones de dólares y el Caribe es un mercado de 31 mil millones de dólares.

En todos los cuales, por ejemplo, Chile participa con el 1 por ciento de esos mercados, si las empresas chilenas le apuntaran a alcanzar la meta de proveer sólo el 3 por ciento del mercado de esos países, estamos hablando de negocios adicionales por 34 mil millones de dólares para las empresas chilenas, es decir, la mitad del comercio que en este momento tiene Chile en sus exportaciones al resto del mundo.

En ambos casos, tanto en el caso de México para el sur del continente como de Chile o Perú para el norte del continente, que, si le diéramos una vuelta de 180 grados al mapa, Colombia permanecería exactamente en el mismo lugar con acceso a los dos océanos y que es un canal logístico operativo magnífico para todos estos mercados.

En este momento Colombia es el mejor lugar de América Latina en términos del régimen fiscal más atractivo de países medianos y grandes del continente, entre los países de la Alianza del Pacífico más Brasil y Argentina, el régimen más atractivo en 5 puntos, muy sencillos.

El primero es el Impuesto a la Renta, los regímenes multisectoriales de atracción de inversiones, es decir, para una empresa que haga prácticamente cualquier producto, a excepción de hidrocarburos o minero energético, se enfrentaría a un impuesto a la renta en Colombia, de 32% este año, del 30% en 2022, pero con dos herramientas de mejor tributación en las primeras, mega inversiones, con el régimen del 22% y el segundo es Zona franca con el régimen del 20%.

Sus dos regímenes son por supuesto compatibles, una empresa podría acceder a ambos, sin embargo, esta mega inversión requiere de inversiones de alrededor de 280 millones de dólares, es decir, estamos hablando de una empresa gigantesca.

El régimen de Zona franca empieza en alrededor de 1 millón de dólares en inversión, de unos 300 empleos, lo cual es bastante factible para una empresa mediana, por ejemplo, mexicana.

Acceder a un beneficio de mega inversión o de una zona franca donde hoy está permitido operar hasta por 20 años antes de prórroga, que es totalmente factible de manera indefinida. Otorga un contrato de estabilidad tributaria, el empresario podrá tener la certeza de que esas condiciones continuarán en el tiempo hasta por 20 años, lo cual solo existe en Chile y en Perú, y son negociados directamente con el gobierno.

Aquí hay una metodología clara, a través de la cual el acceso al beneficio de la mega inversión, inmediatamente te hace acreedor de un contrato de estabilidad tributaria con el gobierno colombiano”.

En el webinar de Araujo Ibarra, estuvieron presentes Adriana Gutiérrez, directora de ProColombia en México, Stiven Calle, asesor de la Embajada de Colombia en México, nuestra directora Sofía Salinas Ibarra y nuestro vicepresidente Rafael Nava, también presidente de la sección Suramérica en el COMCE.

Fuente: ProColombia, Araujo Ibarra y columna México así sí

Con un cordial saludo,

Mesa Directiva

CÁMARA DE COMERCIO MÉXICO COLOMBIA

www.ccmexcol.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *